NO MIRES AL ESPEJO POR DRAJ - Judith Alvarez

10:51


Este mes un nuevo escritor acepta mi invitación de participar en mi blog. Me siento contento que Judith Alvarez, a quien usualmente llamo "Dra. J", me diera la oportunidad de publicar uno de sus relatos.
Su seudónimo (Dra. J) y muchos de sus relatos vienen impregnados de misterio. Leerla se hace interesante para conocer nuevos puntos de vista. Seguirla de cerca es ir descubriendo a una persona gentil y generosa. Estoy muy agradecido que participe en mi blog con un relato que se lee como advertencia: "No mires al espejo". Como el lector curioso que soy y estoy seguro que también eres, miraremos al espejo para saber más de la Dra. J.
Daniel Collazos Bermúdez


Biografía de Dra. J
Me llamo Judith Alvarez, aunque he escogido el sobrenombre DraJ, que me recuerda una profesión que no ejerzo, pero que inexorablemente pertenece a mi historia.

Aunque desde pequeña me encantaba escribir, no fue hasta muchos años después que, coincidiendo con mi partida, en busca de nuevos horizontes, lejos de mi tierra, me reencontré con el mundo de la escritura.

La poesía fue mi primer encuentro con la escritura; en ella trato de explotar todo lo que absorbo del mundo, con sus claroscuros, los sentimientos que me evocan las experiencias ajenas y propias y cada idea que me sobrecoge–a veces en sueños–que me niego a que se queden presos de mi mente, sin plasmarse en las letras. También escribo cuentos, relatos y microcuentos de la vida y los sueños, propios y ajenos, casi siempre insertándoles al menos un toque de fantasía, porque me permite jugar con la verosimilitud a mi antojo y crear nuevas posibilidades existenciales irreales o difícilmente posibles (me gusta mucho abordar las temáticas oscuras, surreales y un tanto psicodélicas); aunque me fascina todo tipo de vertiente literaria, pues pienso que la escritura es el vehículo universal que nos permite comunicarnos de una de las más extraordinarias formas.


NO MIRES AL ESPEJO
Un relato de Dra. J


Uno, dos, tres pasos, "no mires al espejo". Cuatro, cinco, seis, "no mires al espejo".

Al fin lo he matado, pero no ha sido como esperaba, casi me mata él primero. Todo fue muy rápido, un tiro en la sien no ha sido suficiente castigo para él. Pero me he dejado llevar por la furia y la ansiedad; esa estúpida frase final, con su sardónica risa tampoco ayudó; se me ha calentado la sangre y lo he hecho. "No mires al espejo" me susurró y no sé porqué aún le hago caso.

Siete, ocho, nueve pasos ¿Cuántos más faltan? He perdido la cuenta del recorrido; me lo sabía de memoria y ahora ese recuerdo es una nebulosa perdida en una sistema límbico agonizante. Me duele la barriga y casi no siento las manos ¿Será por el frio? Afuera siempre está nevando, pero aquí dentro nunca siento frío; no recuerdo la última vez que dormí con un cobertor, ¡si hasta duermo desnuda!

El pasillo se ve más largo que de costumbre y más oscuro; sé que las luces están prendidas, pero no diviso el final, apenas veo el resplandor de las escaleras.

Diez, once pasos, me duele mucho y ahora siento el dolor que se disipa a todas partes de mi cuerpo. El piso está muy resbaladizo, debe ser por el sudor. ¿Entonces no tengo frío? Ya no sé ni lo que tengo, no siento nada.

Faltan tres pasos, "¡No mires al espejo!" He llegado; al fin, la escalera. Ya puedo mirar. Estoy tendida en el suelo frente al espejo, con todos mis órganos abdominales eviscerados, embadurnada con sangre. Desde un paraje dimensional que no reconozco, veo mi cuerpo frente al espejo, veo la escalera y otra vez mi cuerpo; yo ya no estoy, no puedo bajar.



Twitter:
@DraJ2003

Blog:
http\\ideasaltraste.home.blog

Amazon:
Poemario La verdad de la vida (poemas hechos de realidad disfrazada)
https://www.amazon.com/verdad-Spanish-Judith-Alvarez-Aguirre/dp/1725566613

Post relacionados

3 comentarios

  1. Me siento super honrada y emocionada por esta oportunidad. Este es un blog que ha albergado muchas excelentes letras de la mano de un generoso y excelente escritor al cual admiro muchísimo y le tengo un cariño especial. Gracias Daniel, ha sido una experiencias estupenda.😊

    ResponderBorrar
  2. Impresionante y espeluznante relato. Cuenta mucho en tan poco espacio. Fantástico como todo lo que escribe Jude. Gracias por compartirlo, Daniel.

    ResponderBorrar
  3. Me ha encantado el relato, como va contando pasos como si se tratara de un juego infantil para crear atmósfera... El cierre muy bueno: "Yo ya no estoy, no puedo bajar". Alicia Adam (Submarino de hojalata).

    ResponderBorrar