¿Eres tú, Mr. Mercedes, o soy yo? Reseña y opinión

12:51

Daniel Collazos Bermúdez Mr Mercedes

A veces temo estar saturado de algún tipo de historias. Me siento un viejo amargado leyendo un libro o viendo una película donde intuyo algunas situaciones o pienso en posibles desenlaces y acierto. Soy un pésimo compañero para ver una película de terror o de suspenso, ya que de mi boca escapan frases como: “El asesino es este personaje” o “Ahora va a pasar tal cosa”. Quizás parece que me hago el sabiondo, pero más que alimentar mi ego, esto describe mi frustración.

He estado leyendo Mr. Mercedes de Stephen King por varios meses. No solo se me ha complicado leerlo con rapidez por falta de tiempo, también me ha desanimado la falta de sorpresa.

En este post he decidido hablar con libertad del libro y probablemente toque algunos spoilers.


La novela Mr. Mercedes empieza una madrugada, en un estacionamiento, donde un grupo de personas hace cola para postular a un empleo. Conocemos el drama de algunos de los personajes, a través de un diálogo. Aquí, King hace bien aquello que muchos admiramos: construir personajes con los que sentimos empatía.  Una vez ha conseguido esto, ocurre el terrible detonante. Un misterioso auto Mercedes aparece en el estacionamiento y, sin motivo alguno, atropella a las personas de la fila.

Luego de este hecho, nos presentan al investigador retirado Bill Hodges. La descripción del personaje es muy buena, sin embargo, a mi gusto, King cae en el cliché del ex policía divorciado, deprimido y que ve la televisión para matar el tiempo de sus aburridos días. Además es infaltable que por su mente ronde la idea de suicidio. Pero de pronto su vida vuelve a tener sentido al ser acosado por el posible asesino del auto Mercedes.

Brady Hartsfield es Mr. Mercedes.  Esto no es un spoiler ni mucho menos, ya que se revela casi de inmediato. King explora la mente de un asesino en serie a través de este personaje, compuesto por los elementos básicos del coctel de un psicópata, como su falta de empatía o una fijación sexual por su madre, que de alguna forma nos recuerda a Norman Bates.

Hasta estos puntos la única sorpresa que recibí fue la del horrible e impactante hecho que abre la novela, las páginas donde se habla de los personajes se me hicieron bastante tediosas.



Casi por la mitad de la novela, como un despliegue de efectos especiales, King nos habla de la niñez de Brady. Es interesante, pero solo en un aspecto chocante.

El final de Mr. Mercedes es muy predecible y las últimas cien páginas se sienten como un inmenso relleno. No lo digo por sentirme mejor escritor que Stephen King, sino con tristeza y dolor, ya que es un autor al que adoro. Peor aún son las últimas páginas del libro. Se perciben como una escena post créditos de películas de Marvel o como las de asesinos de los noventas.

Como verás, leer Mr. Mercedes no ha sido una buena experiencia para mí. Me he obligado a terminar el libro y no me anima a seguir leyendo las novelas de la trilogía de Bill Hodges (Mr. Mercedes, Quien pierde paga y Fin de guardia). Tampoco deseo ver la serie de televisión (Además, después de ver “Under the dome” terminé bastante decepcionado de las adaptaciones de libros de King a series). Quizás soy un poco duro o, como menciono antes, me he vuelto un viejo renegón y aburrido. Siento pena por estas cosas, pero también me plantea un reto como escritor: Siempre debo esforzarme para sorprender a mis lectores con historias interesantes. Escribir tiene que ser estimulante, divertido y sorprendente. No quiero ser un escritor que produce mucho (estaría bien económicamente, por supuesto), sino uno que sea capaz de divertirse junto al lector.


Escríbeme un comentario, si estás de acuerdo o no con este post. Me encantaría conocer tu opinión acerca de Mr. Mercedes. 

Antes de despedirme, quisiera dejar en claro que este libro no ha hecho que deje de ser fan de Stephen King. Estoy listo para leer otro de sus libros con la misma emoción de siempre, ya que para mí sigue siendo un maestro.

Si no has leído el libro, no te guíes de mis comentarios y anímate a tener tu propia experiencia. Como digo, a nivel de construcción de personajes encontrarás muchas cosas interesantes. Por otra parte, en la página final King hace una breve mención a su proceso creativo, mediante los agradecimientos. Esto es algo que valoro muchísimo de Stephen King. Siempre nos deja pensando en herramientas para construir nuestras propias historias.

Gracias por pasar por aquí. Te espero en el siguiente post. 

Hasta la próxima.
Daniel Collazos Bermúdez

Instagram: danielcollazosb

Post relacionados

0 comentarios