Desde el lente de un escritor

20:14


Para aquellos que me conocen, no les causará sorpresa mi afición al cine. He dejado muchas veces que la pantalla grande me envuelva completamente y me transporte en el espacio/tiempo sin poner resistencia. Por supuesto en muchas oportunidades, cuando el producto no lo merece, me he liberado del embrollo de la cinta y he huido rápidamente.

A parte del argumento, algo que me atrae del cine es la belleza de la imagen. Me encanta quedarme anonadado con la composición y la iluminación de las escenas sea cual sea el lugar. El cine tiene eso. Puedes ver una inocente y soleada pradera o el pasillo lúgubre de un manicomio y ambos pueden llegar a tener belleza en su propio contexto.

Por este y otros motivos siempre he querido estudiar cine, pero por diversos factores en mi vida no lo he logrado. Antes de terminar de frustrarme apareció la literatura como un medio de expresar las historias que tenía en mi cabeza y por otro lado la fotografía.


Captar una imagen en un solo cuadro es algo que he aprendido poco a poco y como todo aquel que quiere seguir superándose, sigo investigando para educarme. Las fotos que capturo con mi cámara son también historias que comparto con quienes las ven. Me encanta producir sensaciones a los espectadores o llevarlos a pasear por los corredores de su propia imaginación. Observar una foto es introducirse en la ventana al interior de uno mismo, completar el resto del paisaje es algo etéreo que le corresponde al corazón.

Luego de esta explicación, podría entenderse como me encuentro emocionalmente ligado a la fotografía, sin embargo queda un retazo de historia que me gustaría compartir antes de despedirme. Cuando era pequeño mi profesora de “Lengua y literatura” solía plantearnos un ejercicio en clase para que liberáramos nuestro potencial creativo. Ella entregaba a cada alumno una fotografía, nuestra misión era desarrollar una historia en base a esta. Recuerdo haber pasado momentos muy emocionantes al revisar cada rincón de la imagen, a ver si esta me revelaba aquella historia que estaba escondida en mi interior. Disfrutaba mucho esos momentos.

En la actualidad como ya deben saber, tengo un fanpage (https://www.facebook.com/pg/danielcollazosbermudez) dedicado a mi aventura literaria y he decidido compartir también las imágenes que capturo a través de mi cámara fotográfica en un álbum que he llamado “Desde el lente de un escritor”. Espero puedan darse un salto por ahí y tengan la oportunidad de inventar sus propias historias a partir de un pedacito de la realidad vista a través de mis ojos.

Gracias por pasar por aquí

Daniel Collazos Bermúdez
www.danielcollazosbermudez.com

Post relacionados

0 comentarios