Escapando de la realidad real

21:26



Hace algunos meses atrás vi Blade Runner. Confieso que tenía miedo de sentarme frente a la pantalla. Sentía que la película no iba a terminar bien para el patio de recreo que es mi cerebro y que me dejaría con un mal sabor de boca. Suele sucederme que cuando películas o libros son muy halagados por la crítica, terminan por parecerme un asco.

Otro de los detalles que me tenía temeroso de ver Blade Runner era saber que la cinta estaba basada en un libro de Philip K. Dick (Sueñan los androides con ovejas eléctricas). Me confieso admirador del escritor y si veía algo que causara disonancia con el universo de K. Dick que he dibujado en mi cabeza, me pondría a patear las paredes.

En fin. Vi Blade Runner. La película me gustó. Atmósferas, personajes e historia noir con dotes futuristas. La compré en absoluto y me llevó de la mano a ver la secuela: Blade Runner 2049. También me gustó esa. No tanto como la primera, pero estuvo bien. Una de mis principales quejas quizá está en la ausencia de Vangelis en la banda sonora. Quizá lo que debo agradecer de ambas es que no siento que agredieron el imaginario que ha sembrado K. Dick en mi cerebro.

Al ver estos films he recordado un cortometraje que vi hace algunos años, que creo también le hace justicia a las historias de K. Dick. En realidad es una triología de cortometrajes creados por Nacho Vigalondo y basados en las historias del escritor. Lleva como título “Código 7”.

A muchos les parecerán algo tontos, sin embargo destaca como Vigalondo ha logrado crear una alucinante historia de ciencia ficción sin efectos especiales. No por nada ganaría por este trabajo el Notodofilmfest de 2002.

La historia de Código 7 empieza con Palmer Eldrich, quien vive preso y engañado en una realidad virtual al estilo The Matrix. Eldrich trata de salir de ella con ayuda de Joe Chip. A través del cortometraje, encontraremos que Vigalondo ha logrado capturar la esencia de los relatos de K. Dick de forma magistral: Quizá no podemos fiarnos de nuestra percepción de la realidad.
La primera vez que vi esta trilogía me hizo extrañarme, sudar frío y sentir absoluta envidia de tal genialidad.

En una entrevista Vigalondo dice:
Bueno, Código 7 nace de leer a Philip K. Dick, directamente de sus libros. De hecho, me parece una deuda tan obvia que lo puse al principio del corto, puse “Philip K. Dick presenta”. Para mí no podía ser de otra forma, Dick era un vaso comunicante entre lo que había leído y el corto.

Si no has leído a Philip K. Dick o no has visto Blade Runner, creo que un buen acercamiento sería ver Código 7, con una mente muy abierta, por supuesto. No dejes que “el aburrimiento y la ordinariez” te atrape en la prisión de tu propia realidad virtual, quizá desconozcas que no vives en “la realidad real”.



Gracias por darte una vuelta por aquí.
Hasta la próxima
www.danielcollazosbermudez.com

Post relacionados

0 comentarios