La vida del escritor en la ficción

18:45


En el cine y la televisión comercial la vida suele presentarse glamorosa. Hombres y mujeres atractivos, de cuerpos perfectos, inteligentes, con vidas acomodadas o desastres económicos que los apabullan, pero que no los matan. Sus profesiones u oficios los llenan de aventuras, de las que mayormente salen bien librados, sobre todo si la producción es “made in USA”.

Hace varios meses me orbitaba por la cabeza un tema en particular que propone el cine norteamericano. Como ya imaginaran era la representación del escritor en la ficción.

He visto varias producciones relacionadas a escritores durante mi vida. De manera consciente o inconsciente busco respuestas, identificarme o arropar mis miedos e inseguridades en una pantalla, como lo hace tanta gente que se somete al juego de las historias. No lo puedes negar, tú también lo has hecho. Recuerda nada más, ese día que te sentías tan triste por una ruptura amorosa y te hallaste viendo una película que narraba algo parecido a lo que te ocurrió.

Volviendo al tema. Entre mis series favoritas sobre escritores está “Californication”. Hank Moody, el protagonista, es un escritor que se muda de New York a California. Tiene algunos éxitos literarios, como su famoso libro en la ficción (y que también se puede conseguir en la web de Amazon de la vida real): “Dios nos odia a todos”, al que le siguen otros tantos. Este escritor es varias veces comparado en la trama con Charles Bukowski y digamos que hay algunos puntos fuertes que respaldan esto. Moody es alcohólico y drogadicto. También es mujeriego, por si le faltara algo menos, pero sus actos son siempre excusados por la frustración de no concretar el amor con su ex pareja.

Otra serie que he seguido sobre escritores, es la popular “Sex and the city” (Basada en el libro de Candace Bushnell). Aquí, Carrie Bradshaw intenta alcanzar “la felicidad plena que da el amor”, a través de una seguidilla de salidas con hombres y varios desastres en el camino. Escribe una columna semanal llamada “Sexo en Nueva York” que le permite pagar la renta y vivir una vida llena de comodidades. En alguna de las temporadas consigue publicar su primer libro.


Del mundo del cine, puedo recopilar algunas películas comerciales acerca de escritores. Entre mis favoritas, están dos protagonizadas por Bradley Cooper. Una de ellas es “Limitless”, donde de alguna manera, se explora el uso de drogas para mejorar la capacidad literaria. Por otro lado, está “The Words” (comercializada en el mercado latino como “El gran secreto”). En esta última, el protagonista tiene tantos deseos por publicar su primer libro, como rechazos. Esto lo lleva a apropiarse de una novela escrita por otro autor. En ambos casos, la trama aborda la depresión, el vacío que se siente al no poder lograr el sueño y el impacto en la vida personal de ambos escritores.

Finalmente, en mi selección de escritores en la ficción aparece la cinta llamada “La ventana secreta”, protagonizada por Johnny Depp y basada en un libro de Stephen King. En esta película de suspenso, el protagonista sufre una decepción amorosa, cae en depresión, bloqueo creativo y esto lo ubica en un enfrentamiento personal poco favorable.


Quizá de las historias que expongo, la historia más feliz sea la de Carrie Bradshaw, ya que es la única que consigue el paquete completo del éxito. Pero en general todas las historias, abordan temas en común, aunque sea de manera superficial. El proceso de concebir una historia, la frustración, la convivencia del protagonista con la literatura, cómo impacta este oficio en la vida de quienes lo rodean y el dolor o la felicidad que sentimos quienes queremos ensuciar una hoja de papel con nuestras ideas.

Soy nuevo en este ámbito, pero no tanto en mis deseos y sueños de escribir. Me han pasado muchas cosas relacionadas con esta pasión. He vivido varias alegrías, pero también he caminado por varios pasillos del infierno. Incluso en el aspecto romántico. No sé si a todas las personas que escriben les sucederá, pero al menos en mi experiencia, reconozco que para mis parejas no ha sido fácil tener como novio a un escritor. No se trata de que llegue a los sórdidos extremos de Hank Moody, pero he pasado momentos difíciles, porque las puertas del éxito no siempre se me han abierto de par en par. Tengo mis demonios y mis temores acechándome, como los escritores de la ficción que he mencionado. La soledad que implica escribir o dialogar con mis textos y enfrentarme a algunas cosas que me han pasado en la vida real, son quizá los golpes más grandes que recibo.

¿Vale la pena ser escritor?
(Al tipear esta pregunta en mi ordenador, imagino la famosa toma de cada capítulo de Sex and the City, donde el cursor de Carrie se queda parpadeando por un rato)

Totalmente. Escribir me ha correspondido de muchas formas que quizá no alcance el tiempo contar. Me conformaré, esta vez, con decir que es fantástico poder encontrar a un lector como tú dedicando tiempo a estas letras. La recompensa es mayor, si además ese tiempo es correspondido con un comentario en persona o a través de un mensaje escrito. Sea bueno o malo.

Escribir me lleva a estar solo muchas veces, pero en algún punto, siempre aparece algún lector como tú, con el que podemos dialogar, aunque sea en un lugar de la imaginación.

Antes de despedirme, quisiera dejar un consejo por si escribes, quieres dedicarte a hacerlo o si tienes tu propia disciplina: Si piensas que para ser artista es requisito indispensable consumir drogas, embriagarte todos los días, ser promiscuo, tener algún tipo de vicio, pensar distinto al resto (porque eso te hace interesante y no por convicción) o alguna cosa semejante que has visto o leído en la ficción; te deseo suerte. Es verdad que aquí todos tenemos un poco de locura, pero para alcanzar la meta que te has trazado, requerirás disciplina y honestidad contigo mismo. Lo que ves en la ficción, a veces solo son estereotipos, no obligaciones de un artista. Las modas pasan y los vicios suelen ser, en varios casos, impedimentos para llegar al lugar que tú y tu arte merecen.


Gracias por darte una vuelta por aquí.
Hasta la próxima

www.danielcollazosbermudez.com
Twitter: @danielcollazos
Fanpage: danielcollazosbermudez
Instagram: danielcollazosb

Post relacionados

0 comentarios