Doctor Sueño: Un resplandor en la pantalla

13:09


Es complicado resumir con fidelidad cientos de hojas de un libro en una película de 120 minutos aproximadamente. No suelo esperar que un producto audiovisual me haga releer una novela a través de las imágenes en movimiento. Hasta temo que lo intente. Con aquella idea me senté en una butaca de cine a ver “Doctor Sueño”, versión cinematográfica de la obra escrita por Stephen King dirigida por Mike Flanagan.

Antes que la película iluminara la pantalla, me prometí aceptar sus errores y pensé que si encontraba en la película cualquier cosa que odiara, guardaría el recuerdo de la novela que me gustó tanto. La experiencia, para mi sorpresa, fue un premio. Hacía mucho que no me emocionaba en una sala de cine. Sentí que Flanagan había creado una película con amor y respeto hacia los talentos de Stephen King y Stanley Kubrick (director de The Shinning. Primera parte de la historia de los Torrance). Por fin ambos se reconciliaban, luego de décadas de desacuerdo.

Mientras disfrutaba de "Doctor Sueño", vi que las imágenes que planteaba Mike Flanagan eran similares a las que King construyó con sus palabras en mi imaginación. Ese fue uno de los mayores éxitos en mi experiencia. Además, fue un espectáculo hermoso, donde el director creaba escenas de sueño y pesadilla.

En la versión cinematográfica, Doctor Sueño conserva su esencia. Nos habla de la transición de la vida a la muerte, las adicciones y que las segundas oportunidades de cambio en nuestras vidas, solo son posibles si alguien es capaz de creer en que hay una mejor versión queriendo salir adelante en beneficio de los demás. Siento que esa es la verdadera propuesta que un gran escritor, como es Stephen King, pone delante de nuestros ojos cuando cuenta una historia. Aquello es algo digno de admirar y difícil de plasmar.

Detrás del susto y los monstruos siempre hay algo que nos puede invitar a pensar en algo sobre nuestras propias vidas.

Quizá, compañero lector, has leído Doctor Sueño y has sentido tanto como yo. No puedo comparar esta secuela con la primera parte de la historia, pero siento que ambas tienen corazón, alma y respiran dentro de quienes las hemos disfrutado. Ese es un gran talento al cual quisiera llegar en mis relatos y novelas. Quiero lograr personajes tan inolvidables, incluso como la antagonista Rose Chistera. O ser capaz de tocar a quien me lee, como lo hace King con Azrael, el gato que, con solo recostarse en una cama, puede indicar que alguien morirá. Si gustas tanto de escribir, como lo hago yo y no has leído aún esta novela, te recomiendo que pases por esta experiencia. Vas a aprender mucho.

Para terminar, espero no haberte decepcionado con una reseña algo corta y que no cuenta mucho sobre lo que sucede en la vida de Dan Torrance, luego de escapar del mítico hotel Overlook. Estas líneas son una invitación a que descubras por ti mismo el universo que propone King. Creo que sirve de mucho conocer lo que sucede en Doctor Sueño para aproximarse a comprender la mecánica del universo de King con respecto a este poder sobre natural que conocemos como "el resplandor”.

Gracias por darte una vuelta por aquí. Espero nos veamos pronto.
Si gustas, también puedes encontrarme en mi web o redes sociales:

www.danielcollazosbermudez.com
Twitter: @danielcollazosb
Fanpage: danielcollazosbermudez
Instagram: danielcollazosb

Post relacionados

0 comentarios