PREMONICIÓN por Jesús Orrillo León

12:49


Si eres lector habitual de este blog debes saber que dicto talleres de escritura creativa. El siguiente relato fue escrito por Jesús Orrillo León, uno de los participantes. Al entregarme su relato, me comentó que se había inspirado en un caso real. Confieso que no solo me sorprendió, también sentí un gran impacto al concluir la lectura. Aquí les dejo el relato.


PREMONICIÓN

Un relato de Jesús Orrillo León
Inspirado en eventos reales


John Baker, tenía 29 años de edad. Durante toda su vida tuvo un sueño muy extraño en el que alguien llamaba a su puerta y al abrir se encontraba con una sombra negra. Era una escena oscura y difusa, también podía escuchar el fuerte sonido de un avión despegando. Casi como si se fuese a estrellar contra su propia habitación. Lo curioso es que él nunca había tomado un vuelo en su vida. Cada que tenía esta pesadilla se despertaba gritando.

Tuvo una vida relativamente normal, nunca se había metido en “cosas turbias”. Creció junto a sus padres, era hijo único. Fue a la escuela, luego a la universidad y posteriormente se casó con Linda Peterson, una inteligente y hermosa jovencita, la cual había conocido tres años atrás en una fiesta que organizó un primo suyo en la playa.

Un año después, ya vivían juntos, era un matrimonio feliz. Y conforme iban pasando el tiempo su casa se hacía cada vez más grande. Se podía presagiar un futuro próspero para ambos. Pero John no dejaba de tener ese sueño. Siempre que se despertaba en medio de la noche; agitado, ella lograba tranquilizarlo. Ponía su brazo sobre su pecho y le hablaba suavemente.

–Es solo un sueño, cariño. –Linda se acercó a él esa última noche.
–No –contestó serio.
–¿Cómo qué no?
–Es mi muerte.
–No digas tonterías, es solo un sueño. –Con una sonrisa cariñosa, le propinó un suave golpe en la frente.

Él estaba convencido de que no llegaría a los 30 años. Así lo sentía en el fondo, y con el pasar de los años dejó de importarle. Lo había aceptado, ese era su destino.

Por lo contrario ella, pensaba que los sueños podían ser interpretados de distintas maneras. No necesariamente tendría que significar lo que él creía. Una sombra negra podía significar muchas cosas.

–¿Cómo qué? –Preguntó su marido.

Linda daba distintas respuestas, conforme iba investigando en internet.

–Una sombra negra representa el lado oscuro de uno mismo, también tristeza, nuestros miedos, depresión, etc. No necesariamente tu muerte.

Él solo atinó a reírse y aceptar lo que ella decía, ya habían discutido muchas veces antes y nunca llegaban a nada. Aunque él sentía que el fin estaba cerca, no se lo decía, pues el decírselo no cambiaría para nada su destino. Y solo la preocuparía más.

Esa noche le hizo el amor apasionadamente, ya que eso era lo único que lo podía relajar después de tener esa pesadilla. Sin saber que sería la última.

A la mañana siguiente su día empezó como cualquier otro, se levantó, tomó una ducha, desayunó junto a su mujer y se despidió de ella con un beso; aquel once de septiembre se dirigió a su trabajo en las Torres Gemelas.



Jesús Orrillo León
Participante del Taller de escritura creativa

Post relacionados

0 comentarios