Diario de un verdugo, novela de Ángela Luna Alarcón - Reseña

19:13


¿Serías capaz de hacerle daño a alguien que consideras una mala persona? ¿Hasta dónde llegarías? ¿Lo has hecho? ¿Crees que eres un psicópata?

Es posible que hayas tenido momentos de rabia, provocados por alguien que te ha dicho o hecho algo hiriente. Quizá también has sido testigo de alguna injusticia. Ambas situaciones despiertan a los demonios que habitan en un oscuro pozo que se encuentra en el alma. Sientes deseos por hacer justicia, lidias con ello, la razón calma a los "oscuros pasajeros" o "demonios" y sigues adelante con tu vida. De pronto encuentras una historia de ficción donde se hace justicia de maneras violentas o reprochables. Te dejas llevar por la narrativa y apruebas algunas acciones de un personaje que en la vida real tacharías de villano.

Escribiendo esta reseña de "Diario de un verdugo", novela escrita por Ángela Luna Alarcón, hice una investigación para entender mi propia psicología respecto a este extraño gusto por las historias de villanos y encontré lo siguiente:

"Los villanos tienen la licencia de poder hacer cosas que los demás por nuestra ética y moral no podemos hacer", nos cuenta José Félix Rodríguez, psicólogo experto en psicoterapia.

Leí hace unos días la historia de Santiago Geldres en la novela “Diario de un verdugo”. Podríamos pensar que escribir sobre un psicópata es algo fácil y que solo basta con crear a un tipo malo y sin conciencia. En la narración de la escritora Luna Alarcón nos demuestra lo contrario. La novela devela capa por capa los pensamientos de Santiago y con ello alcanza lo antes mencionado: Aquella complicidad culposa con un ser que despreciaríamos al verlo en un noticiero dominical.

La historia del psicópata que presenta "Diario de un verdugo" podría ser la exploración sobre cosas que no entendemos sobre el comportamiento humano, sin embargo, es algo más. Esta sitúa al protagonista en medio de la conspiración de un Perú alternativo. Un país que tiene mucho del que hemos vivido durante épocas de terrorismo. Santiago Geldres es una pieza del rompecabezas en una batalla silenciosa, en la que su rol de verdugo de una ONG (que esconde siniestros propósitos) lo hace cuestionarse sobre el bien y el mal.

La narración es dinámica e incita al lector a devorar el libro. Existen situaciones y personajes creíbles; un análisis sobre el papel de los medios de comunicación en nuestras vidas y muchos otras reflexiones interesantes. Cuenta con referencias musicales que forman parte de un magnifico soundtrack que resuena en nuestra imaginación en cada escena descrita. Aquel recurso me trajo a la mente historias como "American Psycho". Por otra parte, encuentro otros guiños que el lector que ama este tipo de historias disfrutará. Por ejemplo, existen referencias a la literatura de Jeff Lindsay (autor de la saga de Dexter Morgan).

El lenguaje con el que Ángela Luna Alarcón lleva de viaje al lector es fresco. En las palabras usadas por Santiago Geldres, hay una cotidianidad que nos hace participes de un dialogo semejante al que tendríamos con un amigo o alguien cercano. Uno se siente cómodo ante situaciones un tanto incomodas.

Pocos días atrás, al iniciar mi lectura, me emocioné con el primer capítulo y no pude contener las ganas de tuitear: "Hace tiempo que no estaba frente a un buffet de palabras. Después de leer veinte páginas de "Diario de un verdugo", sé que devoraré una de las novelas más sabrosas que han llegado a mis manos".

Al leer la última página del libro, no me arrepiento de mis palabras. "Diario de un verdugo" es un libro para saborear y reflexionar.

En qué librerías encontrar la novela "Diario de un verdugo":

-Lancom
-El Virrey de Miraflores
-El Virrey de Lima
-Communitas.


Gracias por leerme.
Hasta la próxima
Daniel Collazos Bermúdez

www.danielcollazosbermudez.com
Twitter: @danielcollazosb
Fanpage: danielcollazosbermudez
Instagram: danielcollazosb

Post relacionados

0 comentarios